Tag Archives: Whatsapp

WhatsApp como herramienta en la enseñanza de idiomas

21 Feb

Me gustaría estrenarme con unas breves consideraciones en torno al WhatsApp y algunas posibilidades didácticas que pueda aportar en la enseñanza de idiomas.

Martín (2013) se plantea si herramientas de mensajería instantáneas como la tan popular WhatsApp, al igual que Line y WeChat, podrían ser consideradas redes sociales. Curiosamente estas aplicaciones comparten muchas características con las Redes Sociales, tal como se conciben hoy en día. Castrillo y otros (2014.) analizan la idoneidad de la conversación por telefonía móvil (mobile chatting) mediante el WhatsApp con el fin de desarrollar la interacción escrita, de carácter coloquial y espontanea, que tiene una fuerte conexión con el discurso oral. Para tal fin, se ha realizado un experimento en el que participan
estudiantes de la UNED que han cursado estudios de alemán como lengua extranjera.

En este proyecto educativo los alumnos han utilizado el WhatsApp como un medio de aprendizaje colaborativo. La tarea de esta iniciativa consistía en fomentar la escritura colaborativa a través del WhatsApp. Se trataba de producir textos sobre determinados temas, estando éstos relacionados con el campo semántico correspondiente que había sido previamente estudiado durante el curso de alemán. Este experimento educativo es parte de la Asociación Redes de la Investigación para la Innovación de la Enseñanza (“Research Networks for Teaching Innovation”, en inglés), propuesto por la
UNED.

A continuación, se analizará pues la herramienta “WhatsApp” desde un punto de vista pedagógico y, concretamente, en relación a la enseñanza de idiomas. Para tal fin, yo mismo creé un Grupo en el que estuve experimentando, y compartiendo recursos con mis contactos. No obstante, antes de proceder a explicar las diversas aplicaciones didácticas del WhatsApp, resulta interesante comentar que los Grupos de esta herramienta funcionan de modo similar a los “Círculos” y “Grupos” del Google+ puesto que los usuarios pueden compartir información y elegir con quién quiere compartirla.

En primer lugar, se creó un Grupo en WhatsApp que hemos denominado “Let’s Learn English”. A partir de ahí se ha invitado a participar en el grupo a todos aquellas amistades que aparecen en mi lista de contactos en el teléfono móvil, y que además tengan instalado el WhatsApp en sus teléfonos móviles.
En la parte superior del chat, los alumnos podrán ver el símbolo del “archivo adjunto”. Haciendo “click” con el dedo, se pueden encontrar estas opciones: 1. Galería, 2. Tomar foto, 3. Vídeo, 4. Audio, 5. Ubicación y 6. Contacto. La opción “Galería” únicamente sirve para compartir fotos, o imágenes que puedan ilustrar, en un momento puntual, algún aspecto gramatical. También se podría compartir imágenes que refuercen el significado de un listado de palabras y/o expresiones hechas para facilitar que los alumnos puedan asimilar el significado de este vocabulario.

Nos centraremos, especialmente, en estas dos opciones: “Video” y “Audio”. En la opción “Video”, los alumnos podrán ver dos aplicaciones que pueden ser de utilidad para el aprendizaje de idiomas. La primera aplicación es la Videocámara. Con la Videocámara, los alumnos podrían hacer breves presentaciones. Algunas tareas posibles con la videocámara son: los alumnos harían una breve introducción sobre sí mismos; podrían realizar presentaciones breves sobre temas de interés y/o de actualidad. Los estudiantes de Ciclos Formativos podrían, por ejemplo, preparar una entrevista de trabajo breve, realizándola en Parejas y grabar esta “entrevista” mediante la videocámara para compartirla posteriormente en el chat del Grupo; los alumnos de la Familia Profesional de Cocina y Hostelería podrían, por ejemplo, grabar una “videoreceta”, explicando en lengua inglesa como preparar una receta concreta; los alumnos de la Enseñanza Secundaria Obligatoria y/o Bachillerato podrían preparar un tema de interés y hacer una breve grabación (su película favorita, su cantante
preferido, su actor favorito, etc.). Estas grabaciones pueden ser guardadas en la aplicación “Galería” para compartirlas tantas veces como se desee en el chat del Grupo. Con la utilización de la Videocámara del móvil, se está incentivando a los alumnos que desarrollen básicamente la Expresión Oral, y de ese modo, que los alumnos pierdan el miedo escénico a comunicarse en público, pudiendo grabarse tantas veces como lo consideren conveniente.

La opción del “Audio” consiste básicamente en la posibilidad de poder compartir podcasts mediante el chat del Grupo. Los alumnos desarrollarían pues la comprensión auditiva. Dentro de “Audio” hay estas tres secciones: “Grabadora”, “Grabadora del WhatsApp” y “Selecciona Pista de Música”. Con la ayuda de las dos primeras secciones, el profesor podría grabar archivos de audio para trabajar diversos aspectos de la lengua inglesa, tales como la Pronunciación y la Comprensión Oral. Estas grabaciones del profesor podrían ser guardados en la aplicación “Música” del teléfono móvil; y se podrían compartir como archivos de audio en el chat del WhatsApp.

Paralelamente a estas herramientas, el uso del chat del WhatsApp implica que tanto alumnos como el docente van a estar interactuando a través del chat y, por tanto, intercambiando una serie de mensajes por escrito por lo que los alumnos entonces estarían desarrollando la producción escrita a través de esta herramienta. No obstante, es preciso recalcar que la producción escrita en el WhatsApp no sería tal como se concibe evidentemente en el aula tradicional de idiomas, y tampoco en relación al empleo de herramientas como las Wikis, Blogs etc. puesto que el tipo de lenguaje que se utiliza en el WhatsApp sería un lenguaje abreviado, de características similares al sms. Esta interacción entre los usuarios a través del chat del WhatsApp también permite a los alumnos practicar la comprensión lectora puesto que los alumnos tienen que ser capaces de comprender el contenido de los mensajes, primero, para luego
poder interactuar y escribirse mensajes.

En cuanto al tipo de lenguaje utilizado por nuestros alumnos (muy similar al sms), cada vez más común entre nuestros jóvenes; sería muy recomendable, en mi opinión, que el profesor tuviera mucho cuidado para no incentivar en el alumnado este tipo de lenguaje abreviado como un medio para desarrollar la producción escrita, a través de herramientas tales como el WhatsApp, lo cual podría ocurrir de forma
inevitable.

Adicionalmente, el profesor también podrá compartir en el chat del Grupo una serie de enlaces, sitios Web, recursos online para que los alumnos puedan practicar diversos aspectos de la lengua inglesa no solo mediante la herramienta “WhatsApp” sino también mediante el Internet en el teléfono móvil. Algunos ejemplos podrían ser recursos online gramaticales, práctica del vocabulario mediante juegos de palabras
online (la aplicación del Scrabble a modo de ejemplo), archivos de vídeo desde el Youtube también se pueden compartir en el chat del WhatsApp, etc.

No obstante, a pesar de que todas estas posibles actividades explicadas aquí mediante la utilización del WhatsApp puedan ser interesantes y amenas para motivar al alumno en el proceso de aprendizaje; me gustaría aclarar que el WhatsApp, hoy en día, apenas se concibe como una herramienta de enseñanza-aprendizaje de la lengua. En verdad, aún hay muestras de reticencia (Mphahlel, M.L. and Mashamite, M. 2005) en la utilización del WhatsApp para la enseñanza de lenguas. Estos autores se muestran en desacuerdo con la utilización del WhatsApp como una herramienta para fomentar la enseñanza de lenguas extranjeras, siendo ésta una aplicación de mensajería instantánea de texto puesto que los usuarios de este tipo de aplicaciones tienden a redactar los mensajes, eliminando morfemas, simplificando la ortografía hasta un extremo, y mediante una sintaxis telegráfica; causando esto al empleo de un
lenguaje poco cuidado.

Mi experiencia personal, en el uso del WhatsApp, no fue precisamente satisfactoria ya que mis amigos (la lista de contactos de mi teléfono móvil) no acogieron positivamente, abandonando el grupo progresivamente. En mi opinión, creo que, en este campo, aún queda mucho por hacer; por lo que realmente sería importante tener bien claro unos objetivos de aprendizaje y un diseño bien estructurado para impartir un curso de idiomas a través del WhatsApp. En cualquier caso, la correcta opción por el momento sería utilizar el WhatsApp como una herramienta complementaria para reforzar aspectos de la lengua inglesa.

Finalmente, hay otra cuestión aquí que se debería mencionar. Sería recomendable plantearse si el uso del WhatsApp por parte de nuestros alumnos más jóvenes- los adolescentes- realmente les puede ayudar en el aprendizaje de la lenguas extranjera, motivándoles aún más; o si, por el contrario, puede servir como un elemento distractor que no facilitaría el proceso de aprendizaje.

 

Referencia bibliográfica:

Castrillo, M.D., Martín-Monje, E. & Bárcena, E. (2014.) “Mobile-based Chatting for meaning negotiation in Foreign Language Learning” 10th International Conference on Mobile Learning, Madrid, 28 febrero – 2 marzo 2014

Anuncios

Diccionario para SMS: ¿abreviaturas para distintas lenguas?

10 Abr

En publicidad, en decoración, en moda, etc. cada vez oímos más y más la frase “Menos es más”. Con frecuencia vienen a mi mente las clases de Lingüística y recuerdo la primera vez que oí hablar del “Principio de economía del lenguaje”, en el que  se trata de restringir la cantidad de elementos que deben usarse en la comunicación cuanto  menor sea posible, con la finalidad de que el instrumento sea flexible y no exija demasiado número de elementos compositivos.  A tal fin todas las lenguas humanas obedecen a la fórmula matemática que establece que su número de fonemas es inferior al de sus morfemas, su número de morfemas inferior al de sus lexemas y su número de lexemas inferior al de sus semas o significados.

Con la inclusión de las nuevas tecnologías, este principio se ha puesto más de manifiesto, si cabe, sobre todo en algunos medios de comunicación como teléfonos móviles, a través de los mensajes SMS o Whatsup, xats, etc. Buscando en la red, me ha sorprendido encontrar una página, recomendada  en el portal de recursos didácticos educat.365, en la que se nos ofrece una herramienta, en principio eficaz, para consultar como se abrevia en cualquiera de las lenguas habladas en nuestro país, titulada “Diccionario SMS”.

Me causa, en principio, asombro que las lenguas en las que se pueden consultar los términos a abreviar sean el castellano, el català, el euskera, el galego y el valencià. Obviamente no están todas, aunque si las más habladas y cooficiales en algunas Comunidades Autónomas, pero ¿sobraría alguna?

Se ha hablado tanto sobre esta cuestión (tema además cadente en la actualidad de Aragón, dónde se debate entre otras dos denominaciones, catalán vs aragonés oriental que no voy a entrar en polémicas que no tienen ningún sentido, al menos para determinados filólogos (no me atrevo a generalizar). Sin embargo, dicha distinción me permite realizar diversas consideraciones, algunas de tipo dialectal, aunque prometo ser breve y solo presentaros una muestra de lo que observo.

Debo admitir que suelo abreviar más bien poco cuando escribo un SMS o un Whatsapp a un amigo o a alguien de mi lista de contactos (quizás síntoma de que una ya tiene cierta edad), sin embargo, cuando envío alguno en catalán (mi lengua materna) lo hago en la variante occidental y no en la oriental, que difiere de la otra en algunos aspectos léxicos, morfológicos y, por supuesto, fonéticos, que frecuentemente intento reflejar en mi mensaje (claro está, dependiendo el grado de confianza de mi interlocutor). Es por ello, que cuando he observado que había dos secciones, en principio diferentes, una para catalán y otra para valenciano he rastreado el listado de palabras que presentan para ver qué diferencias encontraba entre una y otra “lengua”. Pues bien, he observado –es cierto que la intuición de lingüista me ha hecho apuntar a términos concretos- que para despedir con un beso el catalán utiliza ‘fer un petó’. Los “occidentales” nos despedimos con b7s ‘besets’, forma que no recoge la de catalán y sí la de valenciano, aunque esta última también incluye los “petons”, no alcanzo a entender muy bien el porqué. Observo también la forma “3st” ‘traster’, tres + ter, supongo que pronunciado con la neutralización correspondiente, para que pueda escribirse con “e”, neutralización que el dialecto occidental no contempla pero que también aparece en el diccionario “valenciano”. De todas formas tampoco creo que sea una palabra que se utilice mucho a la hora de intercambiar mensajes. Sin embargo no utilizan dicha neutralización para la palabra 3nk ‘trencar’, que aparece tal cual.

Hay muchos casos más y quizás más interesantes que los que he expuesto. Pero en cuanto a las diferencias entre una y otra lengua, pocas diferencias caben anotar. Hubiera sido interesante que las personas que han confeccionado la página recabaran para el diccionario valenciano las formas deícticas, que en algunos casos difieren de las orientales, consideradas las más normativas, las terminaciones verbales de primera persona del presente de algunos verbos, la morfología de los incoativos, etc. Coinciden tantísimo una y otra “lengua” que parecen la misma… incluso lo hacen en las incorrecciones. Detecto, por ejemplo,  faltas de ortografía, como *sistell à 6tll, pero podría ser justificable porque quiero suponer que hacen una trascripción fonética para que coincida con la forma del numeral, o el caso de: –:)  `*sòc punk’,

Prometí ser breve al principio de este post, así que os invito a que deis un vistazo a esta página y juzguéis vosotros mismos.

Imagen